Protege tu piel del sol

Comments (0) Mi Espejo - Moda-Belleza

La luz del sol tiene algunos beneficios en nuestra piel, pero también comporta un riesgo. Por eso conviene tomar precauciones para proteger la piel y mantenerla lo más saludable posible. Es mejor que no nos expongamos frecuentemente y de forma prolongada al sol para que la piel no se resienta ni dañe. Por eso, te damos unos consejos y te indicamos qué protección solar necesitas según tu piel.

  • La intensidad de la luz solar es más baja antes de las 12 de la mañana y después de las 6 de la tarde. Intenta evitar el sol del mediodía, ya que es cuando el sol está más arriba en el cielo y suele ser más fuerte.
  • Puedes llevar sombrero para cubrirte la cabeza y que el pelo no absorba tanto calor. Protege tu vista con unas gafas de sol y tu piel con camisetas y prendas ligeras de algodón que ayuden a transpirar.
  • Hidrata tu piel para que mantenga un aspecto terso y su elasticidad. Con el calor y el sudor, perdemos líquidos, y es importante restaurar la hidratación.  Lo recomendable es beber 1,5 litros de agua al día, pero esto dependerá de tu actividad física, la temperatura, e incluso tu alimentación. Puedes complementar tus tomas de agua con infusiones.
  • Cuando salgas un día con muchas nubes en el cielo, no te confíes. Los rayos ultravioletas del sol traspasan igualmente las nubes y si no protegemos adecuadamente la piel, nos exponemos más de lo normal por la sensación de que no pasa nada. Así es como te quemas y tu piel se pone de color rojo intenso.
  • Ponte crema media hora antes de la exposición al sol y cada dos horas vuélvete a aplicar la crema o después de cada baño. También puedes aplicarte protector labial o cacao para mantener los labios hidratados. Recuerda que, si vas a la piscina o a la playa, el agua refleja todavía más los rayos solares. Lo mismo pasa si vas a la montaña con nieve, ya que el blanco refleja más la luz del sol y hace que aumenten las posibilidades de quemarte.

Para proteger tu piel de los rayos ultravioletas, causantes del deterioro de la piel, necesitas un factor de protección solar (FPS). Todas las pieles deben protegerse con filtro solar, pero hay algunas que, según el fototipo, tienen que hacerlo de manera más concienzuda. Para proteger tu piel de los rayos ultravioletas, causantes de deterioro en tu cutis, necesitas un factor de protección solar (FPS). Todas las pieles deben protegerse con filtro solar, pero hay algunas que, según el fototipo, tienen que hacerlo de manera más concienzuda.

Fototipo I y II: Se les asigna a las personas con la piel muy blanca, con pecas y cabello pelirrojo o rubio y ojos de color claro. Su piel suele cambiar muy poco de pigmentación El mejor FPS es el 50.

Fototipo III: Este tipo es para personas de piel clara, cabello castaño o rubio oscuro y ojos marrones o grises. El mejor FPS es entre 30 y 50. Su piel suele quemarse moderadamente por la falta de costumbre.

Fototipo IV: Corresponde a personas con el pelo y ojos oscuros y la piel morena. Suelen broncearse fácilmente y quemarse un poco. Necesitan protegerse del sol, con un factor 30 como mínimo.

Fototipo V: Tienen la piel bronceada o con un ligero tono marrón, por lo que no suelen quemarse con el sol. De todos modos, su piel necesita protección solar.

Fototipo VI: Las personas con la piel muy oscura no suelen quemarse ni la piel se broncea más al exponerse al sol. Pero para cuidar su piel debidamente, tienen que ponerse filtro solar.

Es importante remarcar que, en el caso de los niños, sea cual sea el fototipo, es imperativo protegerles y evitar la exposición al sol adecuadamente: filtro solar, gorro, gafas, o incluso camisetas con tejido especial con filtro solar.

Esperamos que con estos consejos puedas tomar el sol de manera responsable y segura. ¡Disfruta del buen tiempo y realiza actividades al aire libre cuidando tu piel!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Síguenos

Recibe cada nuevo artículo directo a tu email.

Únete a otras seguidoras