Señales de que vas emprendiendo por buen camino

Comments (0) Salud - Emociones

El verdadero disfrute está en el camino que se recorre, no en llegar al destino.

A continuación Mujeres On Top comparte 15 señales que te indican si vas por el buen camino emprendedora:

Primera señal. Tienes un objetivo claro.

Estás totalmente concentrada en un punto específico, este punto o meta es tu principal referencia y te indica el buen camino hacia donde quieres llegar.

Segunda señal. Tienes algo que ofrecer.

Tienes algo qué ofrecer para cobrar por ello, puede ser un conocimiento específico, unas habilidades que te distinguen, un producto o un servicio. Haz sacado cuando antes eso que ofreces al mercado buscando retroalimentación, con el fin de implementarlo debidamente para que sea competitivo.

Tercera señal. Le das el debido seguimiento a tu recorrido.

Llevas un control de tus avances y retrasos. Sabes bien en qué punto debes estar en cada momento. y en caso de estar rezagada conoces los problemas y los atiendes inmediatamente, para recuperar el tiempo y el camino.

Cuarta señal. Estás fuera de tu zona de confort.

No estás totalmente cómoda haciendo lo que haces, asumes con miedo natural todo tu proyecto, porque sabes que estás arriesgando tu tiempo, tu dinero y tu marca personal en aras de perseguir tu objetivo. Si estás muy cómoda en tu papel, puede significar que quizá no estás arriesgando o aprendiendo lo suficiente.

Quinta señal. Te relacionas con las personas adecuadas.

Sabes a quién o quienes recurrir en cualquier momento. Te rodeas con un equipo, asesores, colegas o mentores que reconoces y estimas como suficientes para llegar a tu meta.

Sexta señal. Siempre buscas ahorrar donde se pueda.

Ahorras recursos y dinero siempre buscando alternativas que te den el mismo resultado a un menor costo; jamás ahorras dinero aprovechándote del trabajo de los demás. Durante todas las operaciones tratas de hacer más eficientes los procesos, y guardas lo que ahorras en forma de inversión, o lo reinviertes buscando el crecimiento de tu empresa.

Séptima señal. Buscas un aprendizaje constante.

No te conformas con tu conocimiento y experiencias, reconoces que para ir por buen camino tienes que estar actualizando tus conocimientos y destrezas. Sabes que si te rehusas a aprender o si te enfrascas en conceptos que se obsoletan rápidamente puedes perder competitividad. Mantén una curiosidad permanente por aprender.

Octava señal. Eres resilente.

Actúas con un espíritu de lucha que te permite levantarte cada vez que fracasas. Cuentas con una actitud positiva y una buena capacidad para regular tus emociones, entiendes el fracaso como una forma de retroalimentarte.

Novena señal. Te sabes adaptar.Toleras bien los cambios y te ajustas a éstos.

Eres flexible con tu colaboradores y con sus resultados. Casi no te ofuscas cuando ves que las cosas no van por buen camino. No eres tan estricta a la hora de calificar a los demás, ni te pones terco defendiendo tus ideas, porque reconoces que puedes estar equivocada.

Décima señal. No pones pretextos.

No te pones a justificar las cosas que no salen bien, porque sabes que tu tiempo y tu trabajo son valiosos. Entiendes que poner pretextos justificados o no pueden dañar tu Marca Personal. Más que buscar pretextos o excusas siempre tratas de encontrar soluciones.

Décima primera señal. Eres disciplinada.

Tratas por todos los medios de cumplir exigentemente con tus funciones, y entregas diligente y puntualmente tus compromisos. Sigues rutinas con normalidad y disciplina, porque sabes que el cumplimiento debido y acumulado de pequeñas acciones terminadas, te llevarán hacia tu objetivo.

Décima segunda señal. Más que en los resultados, te preocupas y te ocupas de cumplir en forma y fondo.

Sabes que mientras genera ingresos tu empresa avanza, y sus resultados buenos o malos te ocupan, pero no te obsesionan. Andas por buen camino concentrándote en cumplir con la buena entrega de tu servicio o producto, porque sabes que si no satisfaces a tus consumidores, no vas a sobrevivir como empresario.

Décima tercera señal. Siempre buscas las oportunidades.

En cada ocasión aprovechas cualquier circunstancia (buena o mala) para obtener el mejor rendimiento. Enfrentas todos los problemas como si fueran una nueva oportunidad, y además aprendes de ello. Entiendes que en un momento crítico, pueden surgir circunstancias fortuitas y alternas que puedes aprovechar para tomar otro rumbo, o sortear los problemas, o conocer a alguien determinante en tu destino.

Décima cuarta señal. Aportas valor.

Sabes que vas por buen camino porque tratas de dar más del cien por ciento a tus clientes, a tus compañeros de profesion, a tus asociados y a tus empleados; y en general a toda persona que de una u otra forma es parte de tu medio ambiente. Aportas valor desinteresadamente no esperando reciprocidad, lo haces por satisfacción personal y por la firme convicción de que así ayudas a los demás harás de este mundo un mejor lugar para vivir.

Decima quinta señal. Eres agradecida.

Eres agradecida con aquellos que de una u otra forma participan contigo en la consecución de tus objetivo. Sabes que lo que tienes no lo alcanzaste tú sola, sabes que te debes a mucha gente en muchos sentidos; a todos les demuestras gratitud y generosidad. Sabes que dar las gracias es una expresión de admiración y respeto por el trabajo de los demás, esta es una forma de engrandecerlos y motivarlos.

Foto: Pexels.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Síguenos

Recibe cada nuevo artículo directo a tu email.

Únete a otras seguidoras